Obtené tu turno Online

Refuerzan la vigilancia sanitaria en piscinas y piletas

22/11/2022 General

La capacitación de los “socorristas acuáticos” estuvo dirigido a los responsables de piletas de hoteles y terapéuticas, tal como lo establece la ordenanza II – Nº 41 (antes 1845/06).

Refuerzan la vigilancia sanitaria en piscinas y piletas

De cara a la temporada de verano, los turistas, vecinos y pacientes aprovechan las actividades donde el agua es protagonista.  Para proteger la integridad de las familias, la Secretaría de Salud y Desarrollo Humano se prepara para la temporada 2022-2023 mediante la capacitación de los “socorristas acuáticos”, dirigido a los responsables de piletas de hoteles y terapéuticas, tal como lo establece la ordenanza II – Nº 41 (antes 1845/06).

Fueron 16 los participantes de la formación teórica, quienes adquirieron los conocimientos básicos para proteger a las personas que visiten distintos sectores de la ciudad para disfrutar del agua cuando las temperaturas sean elevadas y necesiten un alivio. Las actividades fueron coordinadas por la directora de Fiscalización de Seguridad y Contaminación Urbana, Vanesa Galeano, mientras que  las charlas sobre Seguridad e Higiene estuvieron a cargo de Diego Miñarro y las técnicas de salvamento, rescate, primeros auxilios fueron dictadas por Sergio Balatorre.

Durante el encuentro se destacó que la figura del socorrista resulta indispensable al momento de proteger la vida de las personas y su función principal consiste en vigilar y prevenir cualquier tipo de accidente acuático, con el objetivo de anticiparse a los contratiempos que pueden llegar a producirse. Además, entre sus labores se encuentra hacer cumplir las normas de seguridad de los espacios acuáticos, lo cual implica no sólo vigilar a las personas allí presentes, sino también intervenir en posibles altercados, evitar que corran por los lados de la piscina, alertar sobre la proximidad a las boyas. 

En esta capacitación intensiva se instruyeron en primeros auxilios y en técnicas de reanimación cardio-pulmonar (RCP). Esto incluye el tratamiento de percances graves y leves. Asimismo, durante la jornada subrayaron algunos factores de riesgo como la falta de una supervisión estrecha y adecuada de los lactantes y niños pequeños, también los comportamientos arriesgados, en particular consumir alcohol estando cerca del agua: es un peligro entre los jóvenes y los adultos. Por ello, es importante no dejar a los más pequeños al cuidado de otros niños, enseñar natación desde edades tempranas, pautas de seguridad en el agua y de primeros auxilios.  

Con el objetivo de brindar los conocimientos básicos a quienes tendrán el rol de custodiar a otros, las clases prácticas seguirán este viernes 25 de noviembre, de 09:30 a 11:30, en la pileta del campus de la Universidad Gastón Dachary (av Jauretche y av López y Planes). Los certificados otorgados tendrán validez por un año.