laciudad

Sitios Representativos

Hitos y Sitios Representativos de la Ciudad de Posadas

Los hitos, entendidos como las estructuras físicas más o menos identificables que representan elementos de alto valor sociocultural y urbano – arquitectónicos, sin los cuales la orientación dentro de la ciudad resultaría más difícil. Estos aspectos paisajísticos están dotados de un alto nivel de aceptación social que permite a los diversos grupos sociales atribuirles valores de identidad; por esta razón, son elementos referenciales y simbólicos.

El Parque Paraguayo

Histórico mirador ribereño de la ciudad de Posadas, está ubicado en la punta Norte de la ciudad, al final de la histórica calle Colón, dentro de Villa Sarita, uno de los barrios más antiguos de Posadas.

Este Parque reposa sobre una de las fracturas producidas por las aguas del Paraná, en una silueta costera conocida como Punta Gómez, que abarca desde el Tiro Federal hasta el Barrio de Los Aguacates.

Constituyó, durante muchos años, el único mirador de la ciudad, el punto de contacto lírico con la costa opuesta de Encarnación del Paraguay.
Debe su nombre al monumento levantado por el propio pueblo paraguayo en agradecimiento por la ayuda brindada desde Posadas, durante la tromba-tornado que azotó ambas riberas, en el año 1926.

El Parque, en un contexto mayor, fue parte de un barrio suburbano conocido como Barrio de la Asistencia –o Barrio Parque del Paraguay– claramente diferenciado del centro posadeño.
En 1935 el gobernador de Misiones, Carlos Acuña, preocupado por el mejoramiento de los espacios urbanos, contacta al arquitecto Carlos Bustillo, y deja en sus manos el diseño del Parque Municipal, o Costanera del Parque Bustillo; además proyecta edificios en la ciudad y otro gran espacio público: la Plaza San Martín.

Entre los elementos más representativos del lugar y en el marco de la estructura pensada por Bustillo, se encuentran el Monolito de Asperón –la pieza más antigua del conjunto– la casa del Parque, el edificio para inspección de escuelas; el veredón de la Costanera; la explanada con sus escalinatas; el palomar y el Parque Japonés que, aunque no constituyendo parte del proyecto arquitectónico, se integra como un espacio privado de uso público, prolongando el sentido del paseo con una valoración que motiva la atracción del lugar.

A lo largo de la historia de Posadas, este Parque constituyó el inicio de una relación de “balcón hacia el Río”, era la culminación de la ciudad; situación que en la actualidad está siendo redefinida casi por completo debido a la más importante intervención urbana reciente, la Avenida Costanera.

Actualmente componen el conjunto del Parque, el anfiteatro Manuel Antonio Ramírez y el Museo Regional Aníbal Cambas.


Paseo Cultural La Terminal

Construida en el año 1955, la Antigua Terminal de Posadas estaba ubicada en la esquina de las avenidas Bartolomé Mitre y Uruguay, con una fachada de estilo netamente colonial.

Durante mucho tiempo la antigua Terminal de la ciudad, fue el punto de llegada y de partida a Posadas, la que se encontraba rodeada de locales comerciales, muchos de los cuales que aún hoy subsisten.

Hacia nuestra ciudad arribaban viajeros de todos los rincones de la provincia y de regiones próximas para luego poder ir desde aquí hacia el Paraguay.

Como toda zona de llegada y de espera tenia negocios para comer y los “mesiteros”, es decir, vendedores que se instalaban en los pasillos vendiendo todo tipo de productos.

En el año 1990 se aprobó una ley para modificar su lugar de ubicación y, por propósitos turísticos y una mejor funcionalidad, se la trasladó a la Avenida Santa Catalina. El antiguo espacio se recicló creándose un espacio cultural llamado –en honor a su antigua ocupante– “Paseo La Terminal” donde los vecinos posadeños y los turistas disfrutan de diferentes representaciones artísticas y desarrollan actividades culturales.


Casa de Gobierno

La Casa de Gobierno es uno de los hitos más importantes que tiene la Provincia de Misiones, ya que es allí donde se tratan institucionalmente todos los temas más importantes que ocurren en el territorio provincial, es también el lugar físico donde cumple sus funciones la máxima autoridad, el Gobernador.

Históricamente, en 1882 el entonces Gobernador Don Rudecindo Roca adquiere la propiedad de Don Eladio Guesalaga, en la que funcionaba un ingenio de caña de azúcar, para construir lo que sería la actual Casa de Gobierno, emplazada sobre las calles Félix de Azara y San Martín. En su construcción los elementos clásicos se repiten sin poseer una tendencia estilística pura, conformando una fachada palaciega. La planta se desarrolla con la concepción de habitaciones rodeando amplios patios (dos en este caso) con bellos jardines, en donde el uso de columnas corintias en las galerías ayuda al logro de sectores cubiertos y ventilados muy apropiados para el clima subtropical, pero que responden al planteo del “cortile” italiano.


Anfiteatro Manuel Antonio Ramirez

Arraigado en el corazón de los Posadeños, la construcción de este Anfiteatro obedeció a una necesidad deportiva, ya que Posadas había aceptado ser sede del Campeonato Nacional de Basquet-Ball de 1962.

En los últimos años ha sido sede de diferentes fiestas y espectáculos como la Fiesta Nacional de la Música del Litoral, y la Estudiantina.

Con una capacidad para 4.000 personas, este balcón, brinda la sensación de apertura para realizar infinidad de viajes imaginarios a través del Río Paraná, corriendo a sus espaldas y alimentando de aire fresco a la ciudad.

El autor intelectual del nombre “Manuel Antonio Ramírez” otorgado al Anfiteatro, fue el Presidente de la Junta de Estudios Históricos, Don Aníbal Cambas. El entonces Gobernador le había hecho una consulta personal al respecto, con el único requisito de que fuera el nombre de un misionero representativo; Aníbal Cambas pidió 24 horas para pensarlo, y retornó con la identificación del “poeta de Misiones”, como se lo conoce. Intelectual nato, Manuel A. Ramírez, nació en Buenos Aires en 1911, se graduó de agrónomo en 1930 y en Misiones se dedicó al periodismo.


El mercado modelo La Placita

El nombre de éste lugar obliga a aclarar que su nombre no alude a una plaza pequeña, sino –cariñosamente- a un espacio comercial en donde los visitantes pueden encontrar una gran infinidad de artículos del hogar y personales que deseen.

Los comercios que se encuentran ubicados en La Placita tienen algo en particular, ya que ellos no presentan sus mercaderías en vidrieras, como lo hacen los locales céntricos de la ciudad de Posadas; sino que los productos están al alcance de la mano del visitante. Cuando se acerca algún viandante al lugar, es muy común que se logre escuchar por parte de los vendedores una insistencia a comprar algo, con sus tradicionales frases: “Señora, que anda buscando…”, “pregunte nomás…”, “mire sin compromiso…”, entre otras. Estas frases hacen que el visitante se quede mudo y complacido ante la simpática insistencia, o que se acerque a comprar algo…aunque no lo necesite.

Cuando las personas llegan al Mercado La Placita quedan sorprendidas por la gran variedad de productos en oferta que observan. Es una mezcla de todo, que va desde el olor de la chipa de la mañana; pasando por las voces de los vendedores, los cuales muchas veces logran aturdir a sus visitantes insistiéndoles a que compren algo; llegando a la contaminación visual que tiene el cliente porque ve todo y al mismo tiempo no logrando apreciar nada, y finalizando con el aroma del asado del mediodía. Con el paso del tiempo, la Placita se fue transformando en un lugar muy concurrido, no sólo por los ciudadanos de Posadas sino por turistas nacionales y aun extranjeros.

Finalmente, “la Placita” se ha convertido en otro de los hitos emblemáticos y de referencia de la ciudad de Posadas.


Plaza 9 de Julio

La Plaza 9 de Julio, de funcional trazado, con la tradicional estatua de La Libertad y un variado muestrario de especies vegetales de Misiones –un anticipo para el turista– es el tradicional escenario de concentraciones patrióticas, religiosas y políticas, por su concepción moderna y amplia. Se encuentra frente a la Casa de Gobierno, la Iglesia Catedral , edificios de modernos hoteles, casas bancarias y comercios.

Actualmente la Plaza Nueve de Julio de Posadas, cuenta con dos monumentos, el Monumento a la Libertad inaugurado el 25 de mayo de 1910, emplazado en el centro de la plaza en dirección a la Catedral “San José” de Posadas , y la estatua “A La Madre ” donada por el Club de Leones como homenaje del Niño Misionero, en 1960.


Plaza San Martín

La Plaza San Martín, circundada por las calles Ayacucho, La Rioja , Junín y Entre Ríos, exhibe la estatua del Libertador de América, el General José Francisco de San Martín; vistosos jardines y juegos para niños. Frente a la plaza San Martín se encuentran los edificios de Canal 12 de televisión y del Instituto Superior “Antonio Ruiz de Montoya”, primera casa de estudios superiores de la provincia de Misiones.


Catedral San José

El origen de la Catedral de Posadas podríamos remontarlo al 25 de marzo de 1615, cuando el Reverendo Padre Jesuita Roque González de Santa Cruz funda la “Reducción de Nuestra Señora de la Anunciación de Itapúa”, plantó la cruz del cristianismo y junto a ella precarias viviendas, comienzó a predicar el Evangelio y emprendió la conquista espiritual de los aborígenes, tarea que no fue fácil, ya que los ancestrales dueños de estas tierras se resistían a ser ocupadas y atacaban los asentamientos. Esta Reducción fue trasladada años más tarde a la orilla opuesta del río, hoy Encarnación. Finalmente, cuando las Reducciones alcanzaron un total esplendor, los jesuitas fueron expulsados, en 1767, con lo que estos pueblos paulatinamente fueron decayendo A principios de 1867 el Batallón 24 se establece en este lugar y su capellán edifica una capilla en honor al Patriarca San José; desde ese momento el pueblo empieza a llamarse “Trincheras de San José”.

El 13 de octubre de 1872 el gobierno de Corrientes, del cual dependía este pueblo, convoca a elecciones para constituir las autoridades municipales, las que asumen el 18 del mismo mes. La corporación municipal de Trincheras de San José, entre las primeras medidas tomadas, resuelve dotar al pueblo de un templo, para ello convoca a vecinos y autoridades, en el Juzgado de Paz, en 1873, con el fin de recaudar fondos y llevar a cabo esta iniciativa.

En julio del 1874 se solicita al ministro eclesiástico de Corrientes autorización y en agosto se envía el plano presentado por Juan Irigoyen, el cual fue aprobado.
En febrero de 1875 se anuncia el nombramiento del sacerdote José Motta como cura del pueblo, quien se hace cargo en abril de ese año. Se alquiló una casa que servía para los oficios religiosos, vivienda del párroco y escuela pública.

Al año siguiente, en enero de 1876, se resolvió la construcción del templo, bajo los patronatos de San José y Nuestra Señora de la Candelaria , colocándose su piedra fundamental en el lugar que actualmente está emplazada. En agosto de ese año se delimita el terreno situado al norte de la plaza 9 de Julio, que debía medir 45 varas de Este a Oeste y 50 varas de Norte a Sur.

Después de varios meses de intensos trabajos se concluyó la obra, inaugurada el primer domingo de diciembre de 1876, siendo presidente de la Corporación Municipal don Alfonso de Arrechea (padre). El pueblo concurrió a esta fiesta de fe cristiana. El r.p. Federico Worgt recibe el templo en 1898; este párroco sugierió levantar una nueva iglesia, y después de varias gestiones, el Gobernador Juan J. Lanusse le otorgó, en 1904, una subvención comenzando la edificación del nuevo templo.

Al celebrarse el centenario de la Revolución de Mayo, la Comisión de Festejos del Centenario donó un reloj que fue colocado en la torre de la Iglesia. El altar del Sagrado Corazón lo donó Lázaro Gibaja; el púlpito y cielorraso de la bóveda, la firma Núñez y Gibaja. El padre Federico Rademacher se hace cargo del templo en 1913.
Se constituye en 1914 una comisión para construir en Posadas una Iglesia matriz acorde a su crecimiento demográfico, siendo párroco el padre Gerardo Woeste; en el año 1934 surge la idea de llevar a cabo una refacción importante en la Catedral ; el arquitecto Alejandro Bustillo presenta los planos. La obra se terminó en 1937, siendo párroco el reverendo Pablo Stenke, quien fue el que inició los trabajos.

La Catedral de Posadas tiene alineamientos de la arquitectura romántica, tanto francesa como italiana; la fachada de vanos altos y angostos terminan en arcos de medio punto de variadas dimensiones y una escenografía planiforme, sobria. Las torres con sus trabajados capiteles terminan en cruces de hierros. El aspecto del templo es basilical, su nave central y las dos laterales reflejan la misma simplicidad usada en su exterior.

El altar mayor era de madera labrada donde estaban asentadas figuras de santos, vírgenes, candelabros de bronce y floreros de cristal; la parte superior terminada con guirnaldas de luces.
El púlpito de madera labrada y de forma poligonal tenía en cada cara bajorrelieves representando a los doce Apóstoles y en la parte superior, la representación de San Roque. En la bóveda del altar mayor pintado en bellos colores la representación del Espíritu Santo que da magnificencia al templo.

Después del II Concilio Ecuménico de 1964, se retiran el altar mayor, el púlpito, las estatuas de vírgenes y santos, quedando el recinto sagrado con la actual simplicidad.


Paseo Bosetti

La propiedad sobre la que hoy se extiende el Paseo Bosetti, fue donada a la Comuna de Posadas por una familia misionera con la condición de que funcionara en ella un mercado municipal, finalidad que fue cambiando a través del tiempo.

Actualmente, el Paseo Bosetti permite contemplar la revalorización de lo histórico- cultural a través de la incorporación de paneles realizados por artistas plásticos que retratan la historia de la ciudad, así como de la identidad misionera reforzada en el singular monumento al Matero, de Gerónimo Rodríguez.

Una fuente con cascada, fiel reflejo de la topografía misionera, caracterizada por numerosos saltos de agua naturales, y algunas especies arbóreas autóctonas y exóticas, completan este atractivo paseo que, además, cuenta con una conexión directa con el Palacio del Mate y el Museo de Bellas Artes, conformando unidos un hito destacado dentro del la ciudad de Posadas.

Cabe destacar que actualmente se han levantado vistosos puestos para que los artesanos ofrezcan sus productos al visitante.


Puente Internacional San R. Gonzáles de Santa Cruz

En 1971, la República Argentina , impulsó el proyecto y construcción de la represa de Yacyretá. El entonces mandatario Paraguayo, Alfredo Strossner, le pidió a su colega argentino Juan Domingo Perón, una serie de compensaciones por las inundaciones que iba a provocar la represa; dentro de esas compensaciones, Paraguay condicionó a la Argentina a que constru-yera a su costo un puente entre los dos países.

En 1980 se efectuó la licitación, previos estudios geológicos, adjudicándose la obra a un consorcio formado por compañías argentinas e italianas, estableciéndose un costo aproximado a los 85 millones de dólares.

En 1981 comenzó la obra; para la construcción del puente fueron contratadas 800 personas entre personal técnico, administrativo y obreros -en su mayoría misioneros- y también de Corrientes, Buenos Aires, Córdoba, Mendoza, Salta, Santiago del Estero, así como de otros países: Paraguay, Brasil, Chile, Italia y Uruguay.

Desde la construcción del puente y hasta si finalización, se produjeron numerosos accidentes de los cuáles sólo 3 fueron fatales, índice considerado muy bajo, sobre todo considerando la envergadura de la obra.

El Puente Internacional posee 2.550 metros sobre el río Paraná, lleva el nombre de San Roque González de Santa Cruz, quien fuera el Sacerdote Jesuita que sentara las bases fundacionales de Posadas y Encarnación.

La imponente obra fue inaugurada el 2 de abril de 1990, por los Presidentes Carlos Menem, de Argentina y Andrés Rodríguez, del Paraguay.

Sin lugar a dudas, este Puente Internacional ha dinamizado significativamente el intercambio regional, y hacen suponer a Posadas y Encarnación las dos partes de una misma ciudad.

En el año 1991, el Puente Internacional “San Roque González de Santa Cruz”, recibió un premio por su importancia “Cultural, Tecnológica, Estética y Social”; el premio fue otorgado por la fundación San Benito de Alcántara, de España.


Av. Costanera Monseñor J. Kemerer

Es la Avenida que bordea al río Paraná en la ciudad de Posadas ; siendo una de las zonas más pintorescas de la ciudad. En ella se realiza la fiesta máxima del estudiantado secundario misionero, la Estudiantina.

La idea de la construcción de una costanera para la ciudad de Posadas surge en el año 1972 , como parte del programa de obras complementarias de la Represa de Yacyretá . En el año 1996 el entonces intendente de la ciudad, Carlos Eduardo Rovira, presenta un anteproyecto de la Avenida Costanera ante el Ministerio de Obras y Servicios Públicos de la Nación.

A mediados de 1997, el ex Gobernador, Federico Ramón Puerta, y el intendente Rovira firman, con el titular de la Represa de Yacyretá, Jorge Pedreira, el convenio para la construcción de la Costanera Posadas. Para dicha obra, la Entidad Binacional Yacyretá debía ceder los terrenos del área costera, y a fines de ese año se llamaba a licitación pública para iniciar su construcción.

En febrero de 1998 se adjudicó la construcción a una empresa del grupo empresario Macri . Al año siguiente se inauguró el primer tramo de la Costanera, al que se confirió el nombre de Monseñor Kemerer , primer Obispo de la Provincia , prelado muy recordado por sus actividades al frente de la misma, quien había fallecido un año antes de esta inauguración.


Piedra Fundacional Itapúa

La piedra fundacional de Posadas, localizada en la plazoleta “Nuestra Señora de la Anunciación de Itapúa” en la intersección de la Avenida Costanera y la Bajada Vieja , indica el sitio aproximado en donde, un 25 de marzo de 1615 el Padre Roque Gonzáles de Santa Cruz fundó la Reducción Jesuítica del mismo nombre y que años más tarde sería trasladada a la margen derecha del Río Paraná, hoy Ciudad de Encarnación.

La fundación de Nuestra Señora de la Anunciación de Itapúa es tomada como el antecedente más importante de lo que más adelante sería la Ciudad de Posadas.


Jardín Botánico Alberto Roth

Este Jardín Botánico fue inaugurado en 1981. Sus once hectáreas, ubicadas en la Chacra 223, fueron donadas por el Sr. Oscar Adam para su creación. El 6 de agosto del año siguiente se conformó la Asociación Jardín Botánico de Posadas, como ente autárquico sin fines de lucro que, según su estatuto, “persigue un fin específico: colaborar con la defensa, protección, conservación y enriquecimiento” del Jardín. En 1988, por ordenanza del Consejo Deliberante de Posadas, se le asignó el nombre de Alberto Roth, conservacionista suizo que llegó a la Argentina en 1924, y que en 1957 fue declarado mejor conservador de suelo regional.

Los jardines botánicos son espacios donde se crean reservas ecológicas para garantizar una mejor calidad de vida, un lugar donde diversas especies – algunas en peligro de extinción- puedan apreciarse, así como un espacio abierto para la investigación y la educación. Dentro del predio del Jardín Botánico Alberto Roth hay una biblioteca, un orquideario, una fuente y distintos senderos -como el denominado “De los Niños”- justamente en el sector donde hace unos veinte años, un grupo de pequeños infantes plantó diversos árboles, que hoy ya se presentan como grandes ejemplares.


Centro del Conocimiento

En el año 2003 comenzó a tomar forma la idea de crear en la ciudad de Posadas, un lugar donde pudieran reunirse la mayor parte de las áreas de la cultura, las manifestaciones artísticas y científicas; un lugar que contribuyera significativamente a que los posadeños y todos los misioneros pudieran encontrar su identidad como pueblo, volverse hacia la tierra, la cultura interna y expandirse hacia las regiones y países que los rodean llevando todo ese rico bagaje cultural que los identifica; un lugar estratégico que -por su majestuosa infraestructura y servicios- fuese un nodo cultural de referencia para la provincia y la región. Hoy, esa idea tiene un nombre: Centro del Conocimiento , el que fuera inaugurado oficialmente el 7 de Diciembre de 2007.

El Centro del Conocimiento está ubicado al SO de la Capital Provincial , en la intersección de la Ruta Nacional 12 y el nuevo Acceso Oeste de la ciudad de Posadas, e ingreso al Aeropuerto de Posadas.

Su ubicación estratégica, su infraestructura y la diversidad de servicios ofrecidos, constituyen un inédito núcleo cultural de referencia para la provincia, para el NEA y la región.

Para el emplazamiento del Centro del Conocimiento se tuvo en cuenta el desarrollo urbano de la ciudad de Posadas a mediano y largo plazo, como así también la conectividad entre la Ruta Nacional 12 y el Acceso Oeste, que facilitan la rápida y ágil movilidad hacia y desde la ciudad.

El Centro del Conocimiento está compuesto por:
La Biblioteca Pública de las Misiones
El Centro de Arte y Comunicación
El Teatro de Prosa
El Teatro de Lírica
El Observatorio Astronómico
El Centro Provincial de Convenciones y eventos.

Todos los espacios se hallan enclavados en un agradable paisaje; los edificios miran hacia una laguna con una atractiva fuente similar a un géiser, comandada electrónica y manualmente, que impulsa agua hasta 18 metros de altura. Todos los sectores del Centro, avenidas, calles internas y senderos peatonales están racionalmente interconectados para facilitar, tanto el tránsito de los asistentes como el de vehículos.


Reserva Urbana Rincón N

La Reserva Natural Urbana Rincón Nazarí es única en su tipo en la provincia de Misiones. Siendo un emprendimiento privado, está enclavada en el corazón de la ciudad de Posadas, se localiza en la calle Brasil 3.409, a media cuadra de la Avda. Santa Catalina, en la Chacra 175, ocupando los lotes 53, 54, 65 y 66.

» Origen del nombre”Nazarí”

Según su propietario, Sr. Renard Curi, los árabes ocuparon España desde el año 711 hasta el 1.492, casi 800 años. La de los Nazaríes fue la última dinastía ocupante. Eran amantes de la naturaleza, muy cuidadosos de su pueblo, y en su época se trataba de la civilización más adelantada en las artes y las ciencias. De Europa Central llegaban viajeros a España a aprender toda clase de conocimientos. Cuando en 1.492, los árabes fueran desalojados, los Reyes Católicos emprendieron la conquista y colonización de América. Los marinos rasos que quedaron para colonizarla no eran sino mozárabes –cristianos arabizados–. Sus costumbres, religión y vocabulario vinieron con ellos y se enraizaron en nuestros pueblos.

» Objetivos de la Reserva:

Propender a crear una conciencia ecológica en la comunidad.

– Acercar la comunidad a la Naturaleza.

– Inculcar en los niños y jóvenes los hábitos de la observación de las maravillas de la Naturaleza , de la interrelación entre el agua, el aire, insectos, pájaros, plantas, vegetación, etc.

– Simultáneamente estimular en los jóvenes el desarrollo de las técnicas de la concentración, de la recolección de datos, de la coordinación ojo-mano, de la percepción del tiempo, de las matemáticas simples, del estudio, de la valoración del trabajo en equipo, etc.